viernes, 20 de mayo de 2011

Buchty o bukta (en húngaro) de requesón (cottage cheese) y eneldo


Esta vez invito a todos a un viaje al pasado, a una pequeña ciudad llamada Csenger cerca de la frontera rumana.
Allí vivió mi abuela, y mis veranos casi siempre los pasaba con ella. Era una persona maravillosa y la mejor cocinera que he conocido jamás.


Imagináis su pequeña cocina blanca con unos muebles verdes con unas sillas y una mesa blanca y su horno, la cuna de sus exquisitos postres.
E imagináis un verano caluroso, verde, lleno de frutas, lleno de olores, el sol  tan radiante que  quemaba la hierba, con la música de las cigarras escondidas y con el viento que se colaba entre las hojas de un viejo peral al lado de su casa (donde comimos innumerables veces) para acariciarlas y hacerlas reír.
Recuerdo a mi abuela llegando con un plato lleno de recién horneados buktas y me veo a mí con mis primos salir del escondite e ir corriendo a la llamada, su olor  inconfundible era el verano para nosotros.


Aquí traigo un sabor que en el centro de Europa es muy popular, sea dulce o salado y para mi muy especial.
Espero que os guste a vosotras también.

Ingredientes para la masa:
500g harina simple
60g mantequilla derretida
60g azúcar glass
2 huevos camperos
Aprx. ¼ l leche
25g levadura fresca
Pizca sal
Más 1 cuchara azúcar blanco para levantar la levadura
Más 1 huevos batidos para pincelar
   

Para el relleno:
400g requesón (yo utilizo cottage cheese es el mas parecido de sabor)
70g azúcar glass
Cáscara rallada de un limón
2 huevos camperos
1 cuchara sémola de trigo
Pizca sal
Un pequeño ramo de eneldo fresco picado

Primero ponemos el cottage cheese en una gasa y apretamos bien para sacar todo el liquido que lleva, dejamos bien seco y guardamos en la nevera.
 Ponemos la leche con la cuchara de azúcar blanco en un caldero pequeño. Calentamos para que quede tibia. Echamos la levadura, tapamos y dejamos reposar 10-15 minutos, hasta que quede la superficie espumosa.
Ponemos en un bol grande la harina tamizada, incorporamos el azúcar, sal, la mantequilla derretida, los 2 huevos y la levadura.
Trabajamos la masa con las manos hasta que no se pegue ni a las manos ni al bol. Formamos 2 bolas, tapamos con un paño de cocina y dejamos reposar ½ hora.


Mientras preparamos el relleno:
Separamos los huevos. Mezclamos bien las yemas con todos los ingredientes y con el requesón. En otro bol batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y lo añadimos también. Mezclamos con cuidado.


Volvemos a trabajar con la masa. Cogemos la primera bola, la echamos sobre una superficie de trabajo. Estiramos con un rodillo, dejamos  ½ cm de ancho y cortamos en cuadrados de 10 x10 cm.
Pincelamos cada uno de los lados en forma de marco con los huevos batidos para que después puedan pegarse y quedar cerrado. En el centro ponemos una cuchara de relleno y cerramos los cuadros doblando las esquinas una sobre la otra.
Ponemos en una bandeja tapizada con papel del horno. Pincelamos y dejamos reposar 15-20 minutos. Horneamos en 180ºC .
Espolvoreamos con azúcar glass y… a disfrutar.


39 comentarios:

Neus dijo...

El bocado que falta lo dice todo.
Besos

La cérise sur le gâteau dijo...

qué rico! Cuando estuve en Budapest comí algo parecido.¿Dónde compras el Cottage cheese? Te han quedado estupendos!

Tengo un horno y sé cómo usarlo dijo...

Ummm. Muy centroeuropeo, y muy rico.
Un beso

foodtravelandwine dijo...

Que delicia!!.....claro que lo hare porque me ha encantado!!!!.....esta receta es una maravilla ....las fotos preciosas y el resultado....espectacular!!.....te avisare cuando lo haga!!......Abrazotes, Marcela

Núria dijo...

Me parece una delicia y el relleno genial.
besos

Alisonhouse (potingues y fogones) dijo...

Un bocado delicioso. No hay mas que ver la pinta tan rica que tiene con ese relleno. Las fotos te han quedado fantásticas. Me apetece uno para la merienda. Besos y buen fin de semana

Curcuma dijo...

¡Que delicia!. Es sorprendente cuando un olor o sabor nos transporta a nuestra infancia. Gracias por compartirlo. (Por cierto, he encontrado la flor de sauco). Un saludo.

Magdalena de Chocolate dijo...

No lo conocía yo, pero tiene que estar delicioso :D
Y las fotos son todas preciosas ;)
Un beso!

SUNY SENABRE dijo...

Deliciosos!!! me encanta conocer recetas de otros lugares y esta es una de esas que te entran por la vista. Estoy segura que son una exquisitez. Las punto.

Mil besitos guapa,

Anna dijo...

Que delicioso se ve. me encanta!!!!. besos

Como na casa dijo...

Sentimos especial cariño hacia determinadas comidas porque las asociamos con buenos momentos.
Me ha enamorado esta receta, por su relleno y su presentación!
Bicos

Esther dijo...

Que receta mas deliciosa!! Que bien que nos la hayas traido ,no lo conocia y me han parecido exquisitos.Bonitas fotos.Besos

Pilar dijo...

Una receta buenísima. No la conocía y me ha encantado.
Besos

isabella dijo...

Que maravilla de receta mi niña,sin duda la probaré...las fotos preciosas.
besotes!! pasa buen finde ;)

Lydia dijo...

Qué bonitos recuerdos! Me gusta la receta y las fotos. Muacks

Gilda´s Bakery dijo...

Una receta espectacular, además acompañada de esas fotos tan logradas y la historia tan bonita...me ha entusiasmado tu post. Me la apunto.
Besos y buen fin de semana

Valerie dijo...

Se ven deliciosos, y esas fotos que has hecho son preciosas!

Besitos

Carmen dijo...

Tienen que estar deliciosos, y las fotos, preciosas!!!!

Mari dijo...

Preciosas las fotos, y la receta ni se diga.

Feliz fin de semana :)

margot dijo...

Ohhhhhh que maravillas las tuyas!!
Las recetas y las fotos.
Un abrazo.

fresaypimienta dijo...

Tienes un blog genial, unas fotografías de lujo y una recetas ideales!!! besos

juliana dijo...

me encanto tu blog, hermosas fotos, maravillosas historias y unas recetas buenisimas!

Judith dijo...

que delicia de postre!!!! te han quedado fantástico!!!! ahora vengo a por unos cuantos! jijiji. Besitos

Coses de Llàbiro dijo...

Que postre tan bueno y que historia tan bonita!
Pues si, me lo he imaginado.
Besos.

Akane dijo...

Qué imágenes más bonitas de tus recuerdos nos has traído con esta fantástica receta :) Me encanta esa faceta de la cocina, el poder recuperar momentos de nuestra memoria, rememorar épocas pasadas y homenajear a nuestras abuelas y madres con sus mismas recetas :)
Me encantan este tipo de masas, en la República Checa tienen cosas parecidas; tiene muy buena pinta!

Un abrazo

Silvia dijo...

¡Espectacular! Con unas fotos que acompañan a la deliciosa receta magníficas.
Chapeau!

Besos.

Kako dijo...

Que historia más linda, esos recuerdos se graban a fuego.
Nunca los había visto, pero me encantaron.
Un beso.

Paula dijo...

se ve delicioso y además tiene su historia, ya ha quedado anotadita esta receta ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.blogspot.com

Cook me tender dijo...

Pues me he imaginado mucho la cocina de tu abuela......que bonito que la menciones! Y esto que has preparado tiene muy buena pinta! Por cierto la última foto me gusta! Besos

Elena - delicious kitchen stories dijo...

Wow, probaré esta receta sin falta, me encantan los bollos con requesón!!! Yo también tengo en mente unos cuantos pasteles y empanadas que me recuerdan a mi abuela rusa... qué tiempos aquellos los de la niñez!!!!
Las fotos están impresionantes, muy bonito todo (y rico!)

Besos.

maria dijo...

Me enamoras cada vez que vengo; son deliciosos y esas fotos maravillosas me embelesan.
Bsos y enhorabuena por todo y gracias por compartir cosas tan lindas

margot dijo...

Que bonita la historia de tu abuela, y esos pasteles deben estar de lujo.
Besos

Brétema dijo...

Estos bocados son impresionantes. Fantásticas las fotos.
Un abrazo

Carrot Cake dijo...

Qué entrada tan bonita, me has transportado por un momento a esas cálidas tardes de verano, con su brisa húmeda y deliciosa.

Y estos bollitos tienen una pinta exquisita, ojalá pueda degustarlos algún día en su hábitat original :)

Un besote enorme

Anna dijo...

Nunca había oído hablar de estos dulces pero tienen una pinta tremenda. Te han quedado estupendos y muy bien presentados.

Voy a seguir curioseando por tu blog, tiene muy buena pinta...

Hasta pronto!
La Taula d'en Bernat

Lorelai dijo...

No conocía tu blog y me he enamorado de tantas cosas ricas que he visto. Me quedo en tu cocina.

Besitos

Chiflu dijo...

¡Me quedé prendada de la historia y de la receta! Por aquí me quedo y te aseguro que los voy a hacer... vamos ...
Un saludo desde Cantabria,
Chiflu

Claudia-Mi dulce pasión dijo...

Creo que no es una casualidad qualquiera,el hecho de estar,yo aquí,en tu blog,ahora!Estos recuerdos tan bonitos,de mi infancia,los tengo y yo,presentes estos dias y justo me pasaba por la cabeza,hacer estos bollos;en mi país,se llaman "urdoici",ya que el relleno es de ricotta y tengo muchas ganas de hacerlos.Tus "buktas" se ven exquisitos y muy tiernos!!!besos!

Davinia dijo...

Qué maravilla de descubrimiento acabo de hacer con tu blog!!! Me encanta!!! Las fotos son geniales y las recetas ni te cuento!!!Ya te sigo y te seguiré!
besitos!

me encanta la foto en blanco y negro!!! Es preciosa!

Publicar un comentario en la entrada